Wilber le da un merecido punto a la Monta en Ca n’Anglada.

Tras un gol inicial del Sancris la Monta se puso el mono de trabajo y empató sobre la bocina aunque tuvo ocasiones para llevarse el partido en una muy buena segunda mitad. (FOTO: MARC ELVIRA)

DBC – Tanto Montañesa como San Cristóbal son equipos que, además de tener características muy similares, se conocen a la perfección. Y eso se notó durante todo el encuentro.

Bien es cierto que el papel de local del equipo de Dani Andreu le obligó, en el tramo inicial del partido, a querer llevar la iniciativa frente a una Montañesa muy bien plantada sobre el terreno de juego.

Así transcurrió la primera media hora de juego con un Sancris que quería algo más el balón y una Monta que abusaba del juego directo hacia Izuchi pero, aun así, mostraba sus garras ante cualquier mínimo resquicio en la defensa egarense.

Exactamente es el guion que cualquiera hubiera previsto de inicio aunque con una variable que llegó quizás demasiado pronto. Un saque de banda desde el costado derecho acabó con el balón paseándose por la línea del área pequeña y en el segundo palo lo recogió Mario Cantí para anotar el 1-0 en el minuto 36 de juego.

Desde el banquillo el míster. Y sobre el césped los jugadores más veteranos. Todos pedían calma porque todavía quedaba un mundo y el gol no debía minar la moral de los gualdinegros. Aguantó la Montañesa los minutos restantes de la primera mitad y nos fuimos a vestuarios con el 1-0 en el marcador fruto de una jugada aislada cuando lo más coherente, si el futbol lo fuera, hubiera sido el empate inicial.

Por todos es conocida la buena mano que se gasta Raúl Paje en los descansos. La charla técnica fue un éxito y la Montañesa salió al terreno de juego en la segunda parte con una marcha más.

El equipo de Dani Andreu quería mantener el nivel del primer tiempo pero el empuje de la Monta les fue aculando con el trascurso de los minutos.

En el minuto 53 llegó la ocasión más clara del encuentro hasta el momento. Podemos decir que fue incluso más clara que el gol del Sancris. Una incursión por derecha de Jonathan Linares acabó con un buen pase al centro para Kevin Alarcón. El 10 de la Monta encaró al guardameta Lázaro y su toque sutil buscando la cepa del poste acabó marchándose fuera. En directo parecía un remate franco que era imposible de fallar pero las repeticiones nos muestran como los defensores del San Cristóbal presionaron al delantero de la Monta para que no pudiera rematar cómodamente.

Todos se echaron las manos a la cabeza ante la claridad de la ocasión pero esta solo sirvió para creer en las posibilidades de la Monta y lograr el empate. La superioridad gualdinegra era ya un hecho y, además, el técnico de Nou Barris movió el banquillo para refrescar el ataque y el centro del campo. A los 59 minutos dio entrada a Gabaldón y a Juaco mientras se retiraban Linares y Eric Ruiz.

Entrabamos en otra fase de partido con la entrada de Juaco por izquierda, el cambio de posición de Bargalló a derecha y la frescura de Gabaldón en el centro recuperando balones. El empate era cuestión de tiempo ya que el Sancris no era capaz ni siquiera de salir a la contra a pesar de los cambios realizados por Dani Andreu.

Y por si fuera poco, el técnico de la Monta pudo darle una vuelta más a su ataque y dio entrada a Wilber Hurtado a los 69 minutos. Wilber es una de las máximas promesas en la punta del ataque gualdinegro y su incorporación, lesionado desde la pretemporada, además de ser una buena noticia para Paje, supuso también un cambio táctico al jugar con dos puntas para acabar de descolocar a la defensa del Sancris.

Precisamente a los 83 minutos de juego el propio Wilber recibió una falta muy cerca de la frontal. El balón lo plantó en el verde Ismael Moyano y todos pensábamos que iba a pegarle un duro zapatazo en busca del empate. Pero el capitán se retiró de la acción y le dejó el lanzamiento al más joven: a Juaco.

Joaquín Peñalver lanzó magistralmente por encima de la barrera y el balón se estrelló en la cruceta. Fue uno de esos balones que pega en el palo y la propia espalda del guardameta lo mete dentro de la portería. Pero esta vez los astros no estaban alineados y esa pelota cayó entre las piernas de Lázaro que la atajó con un  buen susto en el cuerpo.

A pesar de la insistencia el tiempo se agotaba. La tuvo sobre el tiempo cumplido Gabaldón al rematar un córner botado por Alarcón pero el balón se paseó ante la portería del Sancris sin encontrar las redes.

Los intentos de la Montañesa parecía que iban a caer en saco roto y el merecido empate no llegaba. Ahí es donde apareció la barita mágica de Kevin Alarcón. Un buen pase filtrado a la espalda de los centrales del San Cristóbal acabó en las botas de un batallador Wilber Hurtado. El delantero no dudó lo más mínimo y batió a Lázaro anotando el merecidísimo empate a los 93 minutos de juego.

Wilber Hurtado celebra el gol del empate (beteve)

Con el 1-1 el colegiado Jan Cobos señaló el final del encuentro y con el silbato se sellaba la racha extraordinaria de la Montañesa. Después de jugar una de las mejores segundas partes de la era Paje, el equipo se mantiene invicto desde la jornada 3 y eso supone ya la friolera de nueve partidos consecutivos sin conocer la derrota.

La próxima semana, en el fortín de la Bombonera, la Monta recibirá al CF Badalona. Será el domingo 3 de diciembre a las 12h.

CLICA AQUÍ PARA VER LA FICHA DE PARTIDO