Una buena Monta cae contra un Hospi más líder.

La pólvora del líder acaba con la racha de imbatibilidad de la Monta aunque los chicos de Raúl Paje no perdieron nunca la cara al partido y buscaron el empate incesantemente. (FOTO: @SendyDihor)

DBC – Visitaba la Bombonera el líder, el C.E. L’Hospitalet. Los chicos de Juan Sánchez batallan por la primera posición y el ascenso directo con la U.E. Olot. Son los dos “superequipos” que militan en nuestro grupo de Tercera RFEF y el partido en Nou Barris nos dejó claro que el equipo de la franja está ahí, al menos, gracias a la artillería con la que cuenta.

Por su parte Raúl Paje continúa con su condena semanal y las bajas constantes en su plantilla. En esta ocasión el último en caer ha sido Joaquín Peñalver “Juaco” que sufrió una lesión muscular en el entrenamiento del jueves y obligó, de nuevo, al cuerpo técnico de la Monta a realizar cambios en el once inicial.

Aún con todas esas adversidades queda demostrado que la Montañesa está donde está por un bloque conformado por todos y, sea quien sea el que salte al terreno de juego, el equipo compite de manera extraordinaria. Así fue en esta jornada 15, contra todo un Hospi.

Paje apostó por la doble punta con Wilber e Izuchi y una vez más acertó. Tras los minutos iniciales de posicionamiento fue la Monta quién gozó de la primera ocasión a los 15 minutos de juego con un centro medido de Xavi Murcia que se paseó por el área pequeña de Aliaga sin que nadie pudiera empujarlo a las redes.

Respondió el Hospi a balón parado a los 22 minutos. Una contra del equipo visitante la detuvo Gabaldón en la frontal. El mediocampista de la Monta se llevó la amarilla y supuso una falta peligrosísima casi sobre la línea del área. Ton Alcover plantó el esférico y lanzó la falta obligando a Eric Fernández a una buena estirada.

La Monta estaba bien. El Hospi no se sentía cómodo y, sin un dominio claro, se puso por delante en el marcador. ¿Cómo? Pues con una genialidad.

Albert López caracoleó por banda izquierda, preparó el disparo en diagonal, y sin pensárselo dos veces soltó un latigazo a la escuadra de la portería de Eric Fernández. Imposible para el guardameta y 0-1 en el luminoso a los 28 minutos de juego.

El tanto, por unos minutos, dejó helada a la bombonera porque el líder todavía no había mostrado su superioridad sobre el césped pero la individualidad de uno de sus atacantes ya le había puesto por delante.

Poco a poco la Monta se repuso del golpe y buscó el empate presionando arriba y aprovechando la presencia de Izuchi y de Wilber para incomodar constantemente a One y a Vitali. La igualada no llegó y un nuevo zarpazo de Joel Lasso puso el 0-2 en el marcador justo antes del descanso.

Ambos equipos se retiraron al vestuario con esa victoria parcial del líder.

Siempre repetimos que jugar noventa minutos en Nou Barris resultan siempre muy largos. Esa era la tarea de la Montañesa para la segunda mitad: llegar vivos al final en busca de puntos.

En el descanso se quedó en la caseta Sergi Barjuan después de sufrir un buen golpe en la jugada anterior al segundo gol del Hospi. Su lugar lo ocupó Joel Cañaveras. También movió el banquillo Juan Sánchez. El técnico visitante visualizó la superioridad por alto de la dupla atacante de la Monta y colocó a una torre como Mahamadou en el centro de la zaga en lugar de Raúl Ferrer. En ataque dejó en el vestuario a Raúl Martínez y puso en punta a otra torre como Sanku.

Volvió a rodar la pelota y quizás los primeros minutos de la segunda mitad fueron los mejores para el Hospi. La Monta tuvo unos minutos dubitativos de inicio pero pronto volvió a coger las riendas del encuentro. Ahí tuvo una de las ocasiones más claras. En el 60 de juego Gabaldón fue al choque con los centrales en un balón largo de esos que botan y se vuelven impredecibles. El jugador de la Monta le ganó la partida a los defensores y entró como un resorte en el área escorado hacia banda derecha. Su centro lo esperaba en el segundo palo Wilber Hurtado pero, justo antes de su remate, Ton Alcover desvió unos centímetros la pelota y el delantero gualdinegro no pudo embocarla. De esas ocasiones que parece imposible que no entren…pues no entró y el marcador se mantuvo con el 0-2.

La siguiente ocasión clara fue a los 73 minutos. Otra buena jugada por banda derecha acabó con un centro que remató Izuchi. Entre Aliaga y el palo enviaron el balón a córner abortando así una nueva opción para los chicos de Paje.

A pesar de jugar contra el líder, con un marcador tan adverso, la Monta no bajó en ningún momento los brazos y logró mantener el nivel competitivo que ha llevado al equipo a la parte alta. Lo siguieron intentando los nuestros mientras el Hospi buscaba la contra que sentenciara. Puede parecer que el equipo de Juan Sánchez mantuvo el resultado durante la segunda parte sabedor de su ventaja pero el guion fue otro. Fue la Monta quien mostró su incansable adn luchador y quien buscó el gol con insistencia.

Kevin Díaz debutó contra el Hospi en esta jornada 15 del campeonato. Foto: @SendyDihor

Raúl Paje refrescó el ataque haciendo debutar a Kevin Díaz y dando descanso a Izuchi. En el primer balón que le colgaron al área, Kevin encaró por alto a Aliaga. El guardameta tuvo una salida un tanto indecisa y el delantero de la Monta le ganó la partida en el salto. Lástima que su remate se perdió por encima del larguero. Una ocasión más para la Montañesa que no veía premio a su buen partido.

Tanto va el cántaro a la fuente que al final…¡Gol!

Una nueva incursión por banda derecha de Jonathan Linares con carrera, quiebro y centro, acabó con un remate en el primer palo de Wilber Hurtado. Le pegó con todo el ariete de la Monta y, por fin, consiguió perforar la red de Aliaga anotando el 1-2.

Era el minuto 87 y el ánimo de remontada se palpaba en las gradas de la Bombonera. Ese guion ya lo hemos vivido muchas veces y la Monta lo siguió intentando. A pesar de los 5 minutos de añadido y del arreón final de los gualdinegros, el Hospi aguantó bien las envestidas y el marcador no se movió.

Con el 1-2 se perdió la imbatibilidad de Nou Barris y la racha de 11 partidos sin perder pero se consolidó una manera de ver el fútbol que nos ha llevado a pelear en la zona noble de esta Tercera Federación y que, de la mano de Raúl Paje y su staff, exhibe ese adn Monta que hace valoremos tanto la buena imagen de nuestro equipo hasta en las derrotas.

Esto es muy largo, toca seguir compitiendo tan bien como hasta ahora y la próxima parada será Mollerusa donde jugaremos el domingo 14 de enero a las 12:30h.

CLICA AQUÍ PARA VER LA FICHA DE PARTIDO