Quizás demasiado para lo que fue

La pólvora del Hospi supera a una Montañesa que quiso pero no pudo. (FOTOS: SERGI GARCÍA).

Tras una semana lluviosa esta jornada intersemanal recibía a la Montañesa con un sol radiante en Hospitalet y una previa de homenaje al colegiado del encuentro Óscar Carballo. Bonito gesto por parte de ambos equipos, de la familia e incluso de la FCF.

Cuando la pelota comenzó a rodar vimos a una Montañesa con su equipo habitual de hace unas jornadas con el único cambio de Wilber por Martí y un Hospi plagado de bajas que, aun así, mantiene un once que impone.

Quería el equipo de Raúl Paje copiar el guion de partido que vimos en un campo grande como el del Badalona pero todo se torció muy pronto. En el minuto cinco una falta en la frontal supuso la amarilla para Moyano y una oportunidad de oro para uno de los artilleros de la categoría. Ton Alcover superó a Eric Fernández con una facilidad pasmosa y puso el 1-0 en el marcador a balón parado.

La Monta reaccionó. Wilber estuvo muy incisivo y su primera ocasión pudo salvarla Aliaga metiendo las manoplas y desviando un latigazo bastante duro que había enviado el delantero gualdinegro tras una buena jugada por costado izquierdo.

Este equipo no se rinde y el 1-0 todavía hacía posible reaccionar. Un robo en el centro del campo  le dio una nueva ocasión a Wilber que probó con una vaselina desde 30 metros pero su balón se fue muy por encima del larguero de la portería del Hospi.

Había vida pero el equipo de Joan Sánchez también quería más. Eric Fernández salvó un disparo de Albert López tras una incursión en el área de la Montañesa pero no pudo hacer lo propio pasada la media hora de juego. Un centro por banda derecha de Sehou lo remata Albert López en el segundo palo y su disparo cruzado supuso el 2-0 a los 34 minutos.

En botas de Sanku pudo estar incluso el tercero. El delantero franjirojo falló una ocasión clarísima tras un centro por derecha. Remató solo solito en la frontal del área pequeña e inexplicablemente la lanzó fuera.

La Monta tiró de gallardía en los minutos finales para tratar de recortar distancias. Lo hizo a base de saques de esquina y con un balón al palo de Jonathan Linares. El extremo diestro de la Montañesa aprovechó un pase magistral de Wilber para ganarle la partida a los defensores y al propio Aliaga. Le picó la pelotita suavecita al guardameta y el lanzamiento pegó en la cepa del poste.

Con esa jugada se esfumó la posibilidad de recortar distancias y nos fuimos a vestuarios con ese 2-0 en el luminoso.

La segunda parte debía corroborar lo vivido en los minutos finales de la primera pero quizás fue un calvario para la Montañesa que no pudo ni siquiera responder a las acometidas del Hospi.

Raúl Paje movió banquillo de inicio poniendo sobre el verde a Joaco por Suaibo y a Sergi Barjuan por Moyano (amonestado desde la primera jugada) pero los chicos de Joan Sánchez no dieron opción. Un contraataque de manual: Aliaga sacó rápido a banda; Sehou Sarr superó a todos los rivales en una carrera inmensa por banda derecha hasta llegar a la frontal; Óscar Gómez recibe el pase de Sehou dentro del área y al primer toque fusila a Eric Fernández. 3-0 cuando solo llevábamos disputados 55 minutos.

Estaba claro que el encuentro podía convertirse en una sangría para la Monta y el equipo debía reaccionar. Lo intentó el equipo de Nou Barris pero era una tarea difícil con un Hospi que se sentía cómodo y en el que el técnico comenzó a dar minutos a jugadores menos habituales.

A los 71 minutos, una falta lejana lanzada desde banda izquierda mostró un desajuste serio en las marcas y acabó con un remate franco de Raúl Ferrer para el 4-0.

Pudo ampliar distancias el Hospi pero el marcador no se movió y la Montañesa cayó derrotada con claridad en el coqueto estadio de Hospitalet. Un partido donde el equipo de Joan Sánchez mostró una superioridad aplastante en zona ofensiva sin necesidad de forzar la máquina en ningún momento, pausando el juego constantemente con combinaciones en zona de seguridad y dándole la agilidad necesaria de medio campo hacia arriba. Con eso le bastó al equipo franjirojo para llevarse los tres puntos ante la Montañesa.

Toca olvidar el resultado que puede entrar dentro de lo previsible cuando uno comienza la temporada. El Hospi es uno de los titanes de la categoría y nos ganó haciendo su partido. Ahora el siguiente escollo será el Mollerussa en casa, el domingo a las 12:30h.

CLICA AQUÍ PARA VER LA FICHA DE PARTIDO