La Bombonera despide a Moyano y Paje con una victoria y esperanzas de Play Off.

En una emotiva jornada la Montañesa se deshace del Mollerussa en una segunda parte donde se marcaron cinco goles. (FOTOS: SERGI GARCÍA)

En la última jornada del campeonato regular en casa se preparaba un día de sonrisas y lágrimas tras la conocida retirada del capitán Ismael Moyano y el anuncio de la no continuidad de Raúl Paje en el banquillo. Ambos han sido estandartes en la vuelta de la Montañesa a Tercera y su marcha dejará un hueco enorme en el club de Nou Barris. Pero la competición no ha acabado y  había que ganar en casa a un rival duro como el CFJ Mollerussa.

El once inicial con el que saltaba Raúl Paje incluía esta semana a dos puntas natos como Martí y Wilber, mientras devolvía la titularidad a Joaco pero esta vez en banda derecha. Un once bastante ofensivo que pretendía asfixiar al equipo ilerdense en la salida del balón.

Podemos decir que el plan funcionó a la perfección durante el primer cuarto de hora. Y la Montañesa se hizo con el dominio en los primeros compases del encuentro.

Intentó despertar el equipo visitante en el siguiente tramo de partido pero aun así la Monta se sentía superior y tuvo el dominio durante la primera parte. En sensaciones y en ocasiones.

La primera a los 22 minutos. La jugada vino tras un buen centro por banda derecha mientras en el segundo palo la esperaban Martí y Suaibo. Fue Martí quien la cazó, caracoleó en la frontal de la pequeña y su lanzamiento lo repelió Buetas. El colegiado ni siquiera debía estar mirando la jugada porque dio saque de puerta cuando claramente era balón a la esquina.

La otra ocasión clara para la Montañesa llegó a los 33 minutos de juego. De nuevo un balón centrado desde la derecha lo remató, alzándose por encima de todos los defensores, Wilber Hurtado. Su cabezazo pasó muy cerquita de la cepa del poste izquierdo de Buetas pero se marchó por línea de fondo.

Dos ocasiones claras que, sumadas a la mayor posesión del esférico, nos dejaron una superioridad clara de la Montañesa durante el primer tiempo. Por su parte el Mollerussa solo incordió a Eric Fernández a balón parado. Así llegó la única ocasión clara para los visitantes durante el primer periodo: balón colgado al área que superó la salida del guardameta y que nadie remató mientras se paseaba por el área pequeña de la Montañesa. 0-0 y jugadores a vestuarios.

Como sucedió en el partido ante el Castelldefels, al descanso, Raúl Paje pidió una marchita más para acabar de doblegar al rival. Y así lo hicieron los nuestros desde el primer suspiro. Así llegó una excelente centrada de Xavi Murcia por banda derecha y un remate franco de Martí Alonso que se alojó en las redes e hizo subir el 1-0 a los 46 minutos de juego.

El gol supuso una auténtica apoteosis en la Bombonera y pudo llegar el tercero en una jugada posterior. Un enredo entre los defensores y el guardameta del Mollerussa acabó con una jugada espectacular. Martí robó ese balón dividido y de rabona lanzó sobre la portería rival. ¡Han leído bien! ¡DE RABONA! Los defensores pudieron sacar ese  disparo bajo palos.

En el córner posterior a esa jugada también pudimos ver remate peligroso a favor de la Montañesa pero finalmente la defensa acabó rechazando el peligro.

Apretaba de lo lindo la Monta en los mejores minutos del partido pero no duró mucho la alegría. Siete minutos después del gol, en el 53, Jofre remataba en el segundo palo un buen centro desde la derecha que no pudo cazar Eric Fernández.

El empate dejaba helado al equipo de Nou Barris pero en la Bombonera noventa minutos son muy largos y la agitación llegó desde el banquillo. De nuevo dio con la tecla correcta Raúl Paje y retiró del campo a Gabaldón y Suaibo para dar entrada a Montoya y Linares.

El extremo de la Montañesa revolucionó el partido ocupando el hueco dejado por Suaibo en banda izquierda. Este movimiento descolocó por completo a la defensa del Mollerussa y provocó una jugada magistral con un derechazo letal que se coló por la escuadra en la portería de Buetas. Golazo de Linares que ponía el 2-1 a los 65 minutos.

Había agitado el avispero Linares y lo continuó haciendo en los minutos siguientes. Sus incursiones desarbolaron por completo a la defensa del Mollerussa y el equipo continuó apretando para ampliar la distancia.

En el minuto 80, de nuevo con una asistencia desde banda derecha de Xavi Murcia, Kevin Alarcón cazó el remate completamente solo en el segundo palo. Casi no necesitó ni saltar. Lo hizo con un gesto de cabeza y orientando la pelota directamente a las redes. Sentenciaba la Montañesa con el 3-1.


EL ADIÓS AL CAPITAN

Cuando corría el minuto 81, el colegiado Rafael Aguilar, tuvo un bonito gesto. Detuvo el partido y permitió a ambas plantillas invadir el terreno de juego para formar un pasillo de honor. Era el momento del cambio, se retiraba Ismael Moyano, dejaba el campo el capitán en su último partido como jugador gualdinegro después de una de las más extensas y grandes carreras del futcat.

Con su modestia, con su saber estar, con sus lecciones hacia todos los que hemos aprendido tanto de él se marcha uno de los grandes que ha pasado por Nou Barris y ha ayudado a estas grandes campañas en Tercera Federación.

Deja un hueco enorme pero se llevó la ovación de los suyos, de toda la parroquia de la Monta en una jornada que se recordará durante mucho tiempo.


El partido prosiguió tras el cambio y el Mollerussa le puso aliciente anotando, tras un nuevo error defensivo, el segundo gol del encuentro: 3-2 en el minuto 84. Tocó apretar los dientes en la recta final del encuentro con cinco minutos de añadido pero el marcador no se movió.

Tras el pitido final por parte del colegiado empezó una triple fiesta. La despedida de Moyano, la despedida del míster Raúl Paje y también una posible no despedida. ¿Cómo puede ser eso? Pues porque tras los resultados de la jornada, la Montañesa todavía mantiene posibilidades de entrar en Play Off y se jugará esa plaza en la última jornada contra Prat y Tona. Como dato para los más optimistas cabe decir que un triple empate a 49 puntos entre los tres equipos beneficiaría a la Monta que jugaría promoción de ascenso.

Queda ganarle al campeón en su casa y esperar a ver que hacen los demás. Nada fácil pero carambolas más difíciles se han visto en esto del fútbol.

CLICA AQUÍ PARA VER LA FICHA DE PARTIDO