Gran victoria de la Monta en Badalona para acercarse al objetivo

En uno de los partidos más completos de la temporada la Montañesa logra un botín de tres puntos en Badalona. FOTOS: SERGI GARCÍA

Después de semanas de sufrimiento, en el alambre y con todos los astros de espaldas, la Montañesa se presentaba en el Estadi Municipal de Badalona para enfrentarse a un rival que ocupa la cuarta plaza de la clasificación.

Tras un homenaje inicial a Jordi Sabaté y dedicar el taquillaje a la lucha contra la enfermedad de ELA, daba comienzo la jornada 30 del campeonato con el once de gala para la Monta. En esta recta final del campeonato parece que Raúl Paje puede volver a contar con la mayoría de sus efectivos y eso se nota notablemente en el rendimiento sobre el terreno de juego.

Como era de esperar, en los primeros minutos, el equipo de Gerard Albadalejo se plantó sobre el césped con la intención de someter a la Montañesa. Una primera jugada por banda derecha así se lo hizo saber a Eric Fernández. No sería nada fácil.

Lejos de atemorizarse, la Monta tenía un plan y lo iban a llevar a cabo. El equipo local quiso el balón de inicio mientras los de Nou Barris enseñaban las uñas a través de veloces transiciones.

Este guion duró solamente el primer cuarto de hora. A partir de ese minuto la Montañesa comenzó a sorprender al rival. ¿Cómo lo hizo? Pues a base de controlar el balón y realizar largas posesiones.

Todos en Badalona esperaban una Monta timorata con juego directo sobre Martí y posesión aplastante del equipo de Albadalejo pero lo que se vio fue distinto. Avisó Batanero de falta a los 10 minutos a balón parado pero la Montañesa entendió que ese no era el plan idóneo y sorprendió al rival con esas posesiones largas y haciéndoles correr tras el balón.

Poco a poco el dominio gualdinegro se hizo notar y llegaron ocasiones. La primera de ellas fue para Montoya que envió un misil que pasó muy cerquita de la portería Craviotto.

Se sentía bien la Monta ante un desconcertado Badalona. El centro del campo dirigido por el dúo Montoya – Eric Ruiz le había ganado la partida a los centrocampistas locales. Mientras ellos recuperaban y mantenían a raya al equipo de Albadalejo emergió la figura de Kevin Alarcón quien dio una auténtica master class de juego entre líneas.  En sus botas llegó la segunda ocasión para la Montañesa después de una buena lucha de Suaibo por banda izquierda. Ese balón pugnado cayó en las botas de Alarcón quien, sin dudarlo, lanzó sobre la portería del Badalona. El disparo se marchó fuera pero seguía avisando la Monta cerca de la media hora de juego.

Con el paso de los minutos la sorpresa ya no era tal. El Badalona se mantenía atento a posibles transiciones rápidas que pudieran pillar la espalda a los defensores gualdinegros, la Monta dominaba el encuentro y se sucedían los saques de esquina.  Y en uno de ellos la pizarra de Alex Font desarboló por completo en entramado defensivo de Albadalejo.

Tras una falta botada por Martí que Craviotto envió a córner como buenamente pudo vino la jugada clave de la primera mitad. Sacó en corto Alarcón para que Moyano la peinase en el primer palo. Simple pero difícil de ejecutar. Y funcionó. Esa peinada la cazó en el segundo palo Joel Cañaveras para anotar el 0-1 en el minuto 40. Hubo suspense porque el balón pegó en el palo y Craviotto logró sacarlo. Pero lo sacó de dentro y el gol subió al marcador con gran júbilo visitante.

Respondió de inmediato el Badalona con un centro por derecha que nadie logró rematar pero la Monta fue capaz de calmar esos minutos finales y llegó al descanso con el marcador a favor.

El técnico local movió el banquillo de inicio buscando un nuevo aire para los suyos pero el primer aviso de la segunda mitad fue por parte de la Montañesa. De nuevo Kevin Alarcón, logrando la excelencia en el partido, enganchó un buen lanzamiento desde la frontal que se estrelló en el larguero y botó sobre el césped. ¿Botó dentro? No tenemos tecnología de gol y por tanto no hay certeza, pero las imágenes atisban que quizás la pelota bota dentro de la portería en lo que hubiera sido el segundo gol de la Monta.

Avisó la Montañesa de inicio y se mantuvo el nivel de exigencia que había mostrado durante la primera mitad. El Badalona quería y no podía. Todos sus ataques se perdían sin peligro por línea de fondo o eran cortocircuitados por los centrocampistas antes de llegar a zona ofensiva. En este contexto Willy fue el primero en poner a prueba a Eric Fernández con un lanzamiento cruzado rondando el minuto 60 que el guardameta gualdinegro respondió bien.

Por su parte, después de 65 minutos de desgaste, Raúl Paje decidió dar aire fresco al ataque realizando un doble cambio. Se retiraron Suaibo y Martí para dar entrada a Joaco y a Izuchi.

Con el paso de los minutos estábamos en un quiero y no puedo del Badalona mientras quedaba la expectativa de una contra letal de la Monta.

Y llegó la primera contra peligrosa. La tuvo en el 68 Jonathan Linares. Un balón al espacio por derecha le sirvió al extremo para arrancar la moto y superar a todos los defensores en velocidad. Pero la definición no fue buena y su balón en el mano a mano se perdió muy lejos de la portería de Craviotto.

Al Badalona, a pesar de poner sobre el terreno de juego a toda su artillería, no se le vio ningún atisbo de mejora. La Montañesa fue capaz de desarbolar todas las acciones del conjunto local y mantener el tipo durante toda la segunda mitad esperando su ocasión. Tarde o temprano llegaría y lo hizo en las postrimerías del partido.

Wilber Hurtado, que ya había tenido una contra abortada por la defensa unos minutos antes, consiguió ganarles la espalda a todos los defensores en el 85. Un despeje orientado de Xavi Murcia se convirtió, una vez más, en un pase teledirigido hacia Wilber que cruzó el esférico sobre Craviotto y puso el 0-2 en el marcador de l’Estadi de Badalona.

De ahí al pitido final el equipo de Gerard Albadalejo tuvo su ataque de gallardía con un par de ocasiones claras que pudieron recortar distancias. Pero ninguna de ella puso en peligro realmente el marcador favorable a la Montañesa y el colegiado acabó señalando el final con esa contundente victoria, en juego y goles, para el equipo de Nou Barris.

Estos tres puntos dan oxígeno al plantel de Paje para afrontar las 4 jornadas que restan y recibir al Castelldefels el próximo domingo (12h) con las espadas en todo lo alto intentando sellar la permanencia cuanto antes.

CLICA AQUÍ PARA VER LA FICHA DE PARTIDO